1. Inicio
  2. Ingresos Brutos > 
  3. Régimen simplificado > 
  4. Información
REGIMEN SIMPLIFICADO

NOVEDAD > Beneficios para los contribuyentes A partir de la implementación de la Ley 10.557 de Reforma Tributaria y la operatoria de normativas que apuntan a la baja gradual y responsable de impuestos, unos 24.000 contribuyentes "micro" - del impuesto a los ingresos brutos- encuadrados en servicios tendrán la posibilidad de disminuir hasta un 50% la carga tributaria al recategorizarse en el Régimen Simplificiado. Este beneficio se encuentra vigente desde el mes de mayo de 2018 de acuerdo con lo establecido en el Decreto 396/18 MEHF (Art 5, 6 y 7). Si usted es contribuyente prestador de servicios, consulte con su profesional matriculado las disposiciones de referencia.

Normativa
 Decreto 396/18 MEHF (Descargar) (Art 5, 6 y 7)



Acerca del Impuesto
Se establece para contribuyentes locales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, este régimen sustituye la obligación de tributar por el régimen general del Impuesto sobre los Ingresos Brutos estableciéndose categorías de contribuyentes de acuerdo a la cuantía de la base imponible, superficie, consumo eléctrico y alquiler, establecidos por la Ley Impositiva, siendo la última modificación la establecida por Ley 10.265/13..

Características
Se establecerán categorías de contribuyentes de acuerdo a la cuantía de la base imponible y a las actividades que realicen.
Podrán ingresar al presente régimen las personas físicas y sucesiones indivisas en carácter de continuadoras de las personas físicas que sean contribuyentes alcanzados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos y encuadrarse en la categoría que le corresponda, siempre que la base imponible de los cuatro meses anteriores a la fecha de inscripción a este régimen debidamente anualizada, no supere los límites que al efecto establezca la Ley Impositiva.
Al finalizar cada cuatrimestre calendario, se deberán calcular los ingresos acumulados en los doce meses inmediatos anteriores, si dichos ingresos superen o sean inferiores a los límites de su categoría deberán recategorizarse en la categoría correspondiente.

El pago
El pago del Impuesto, según la categoría en la que se halle encuadrado el contribuyente, debe efectuarse por períodos mensuales en la forma, plazo y condiciones que establezca la Administradora.
Los montos mensuales deben abonarse aunque no se hayan efectuado actividades ni obtenido bases imponibles computables por la actividad que efectúe el contribuyente.
El pago en término de los once (primeros meses del año calendario, faculta a la Administradora a liberar al contribuyente del pago correspondiente al mes de diciembre.